Análisis de Inversión

El proceso de toma de decisiones que entraña cada una de las inversiones que realizamos se sustenta en análisis profundos y en un enfoque estratégico.

Análisis y estrategia

El proceso de análisis y estrategia de Global Evolution incluye un análisis top-down a fin de identificar las motores de inversión, junto con un análisis bottom-up del país en aras a seleccionar aquellos países que están experimentando un crecimiento dinámico. Contamos con nuestros propios modelos cuantitativos y sistemas analíticos, además de un análisis cualitativo basado en más de 175 años de experiencia invirtiendo en mercados emergentes y mercados frontera.

Análisis top-down

Una parte fundamental de nuestro proceso de inversión es comprender la evolución de la política mundial y del entorno macroeconómico, y cómo afecta a las economías en las que invertimos. Una parte clave de nuestra reunión de estrategia semanal es identificar los cambios en el clima de riesgo mundial o en otras variables que afecten a nuestras temáticas de inversión mundiales. El análisis implica cambios en la evolución de tipos, divisas, materias primas y renta variable a nivel internacional.

Análisis bottom-up

 

Global Evolution utiliza una serie de modelos econométricos propios con el fin de aportar valor relativo a todo nuestro universo de economías emergentes y de frontera. Entre ellos, se incluye un modelo de calificación ESG, un modelo de valoración de diferenciales de deuda soberana en divisa fuerte, un modelo de calificación crediticia (con indicadores de posibles subidas o rebajas de la calificación), un modelo de sostenibilidad de la deuda (derivado del marco del FMI) y un modelo de valoración de la divisa local.

Los modelos se complementan con un proceso de elaboración de detallados perfiles político-económicos para cada economía, que fomentan un posible escenario base. El proceso de supervisión de las variables macroeconómicas y políticas actuales se sustenta con nuestra amplia base de datos específica para cada país, nuestro sistema de información interno, las visitas periódicas a los países para mantener contacto con los responsables políticos, y un diálogo frecuente con expertos del FMI, Banco Mundial u otros organismos de análisis.